Copa de la Uefa Temporada 2000/2001

Un poco de nuestra historia, más allá de la que viene en los libros. Comparte las anécdotas con nosotros.

Moderadores: OsKar, DAVID CIRCO, Maga, GELO

Copa de la Uefa Temporada 2000/2001

Notapor raulvallekas » Mié Abr 18, 2012 1:38 pm

10 de Agosto de 2000

Constel.lació Esportiva de Andorra 0 Rayo Vallecano 10

Constel.lacio Esportiva: Iñaki,Pablo(Lamelas 69),Jonas,Lorenzatti,Canito,Sanchez,Bardina(Jordi Barra 46),Felix,Angel(Roca 46),Jorge,Raúl

Sin Jugar: Roig,Richard,Edu

Entrenador: Blanco

Rayo Vallecano: Keller,Alcazar(Cota 58),De Quintana,Quevedo,Mingo,Glaucio(Ivan Iglesias 58),Poschner(Pablo Sanz 58),Michel,Luis Cembranos,Bolic,Bolo

Sin Jugar: Lopetegui,Urbano,Helder

Entrenador: Juande Ramos

Goles:

0-1 Michel(13 '),0-2 Luis Cembranos(27 '),0-3 Bolic (31 '),0-4 Bolo (35 '),0-5 Bolic (39 '),0-6 Bolo (42 '),0-7 Bolic (59 '),0-8 Michel (65 '),0-9 Bolic (67 '),0-10 Pablo Sanz (71 ')

Arbitro:

Charles Schacck (Luxemburgo).Amonestó a Lorenzatti por el Constel.Lacio

Incidencias:

Partido de ida de la ronda previa de la copa de la Uefa disputado en el estadio comunal de Andorra,ante unos 750 espectadores de los que 350 seguidores eran Rayistas.

Imagen

Cronica del partido

http://members.fortunecity.es/vantxu/uefa01.htm
Avatar de Usuario
raulvallekas
 
Mensajes: 10700
Registrado: Lun Sep 11, 2006 11:54 pm
Ubicación: Donde me da la gana

Notapor raulvallekas » Mié Abr 18, 2012 1:39 pm

24 de Agosto de 2000

Rayo Vallecano 6 Constel.Lació Esportiva 0

Rayo Vallecano: Lopetegui,Cota,Quevedo,De Quintana,Alcazar,Helder(Glaucio 62 '),Pablo Sanz(Michel 62 '),Setvalls,Luis Cembranos,Bolo(Bartelt 62 '),Bolic

Sin Jugar: Keller,

Entrenador: Juande Ramos

Constel.Lació Esportiva: Iñaki,Andres(Martin 76 '),Felix,Edu,Canito,Lorenzatti(61 '),Sanchez,Richard,Roig,Coto,Jonas y Raúl(Perarnau 82 ')

Sin jugar: Jordi Barras,Roca,Lamelas

Entrenador: Blanco

Goles: 1-0 Luis Cembranos (20 ') 2-0 Bolo(40 ') 3-0 Bolo(54 ') 4-0 Pablo Sanz(57 ') 5-0 Michel (72 ') 6-0 Bolic (90 ')

Arbitro: M.Vitkovic(Croacia) Mostró cartulinas amarillas a Bolo y Pablo Sanz por el Rayo y a Felix por el Constel.Lació

Incidencias: Partido de vuelta de la ronda previa de la Copa de la Uefa disputado en el estadio Teresa Rivero ante 7000 espectadores.Antes del partido Luis Cembranos regaló a la presidenta la camiseta de la selección Española con la que debutó en el España-Polonia.

Cronica del Partido:

http://members.fortunecity.es/vantxu/uefa02.htm
Última edición por raulvallekas el Mié Abr 18, 2012 10:56 pm, editado 2 veces en total
Avatar de Usuario
raulvallekas
 
Mensajes: 10700
Registrado: Lun Sep 11, 2006 11:54 pm
Ubicación: Donde me da la gana

Notapor raulvallekas » Mié Abr 18, 2012 1:40 pm

14 de Septiembre de 2000

Molde FK 0 Rayo Vallecano 1

El Rayo vive iluminado

Un golazo de Bolo certifica el buen juego de los vallecanos ante el Molde

Sigue la fiesta en el Rayo, que vive iluminado. Ayer, en su primera aparición seria por Europa, volvió a ser feliz. Lo fue por aquella maravilla de Bolo que significó el gol, por la sonora parada de Lopetegui al lanzamiento de un penalti y, sobre todo, por la brutal sensación de superioridad que dio en todo momento. Sólo ganó por un gol, cierto, pero la sensación que quedó es que la distancia que le separa de su rival viene a ser la misma que separa Vallecas de Molde.Asustados estaban los noruegos por las noticias que les llegaban del Rayo en los días previos, perplejos como se quedaron sus espías tras verle ante el Villarreal, cuando al cuarto de hora el Rayo les dejó temblando. Se dirigía el balón a la espalda de Bolo y éste lo cazó con el tacón, se lo puso delante como si llevara toda la vida ejercitándose en esa suerte, y lo mandó dentro, reduciendo a la mínima expresión las ya apocadas ilusiones del Molde.

Aquel gol llegó en el único momento de duda del Rayo, en aquellos instantes en los que el balón apenas se detenía en los pies de Luis o de Michel, los dos tipos que más imaginación suelen echarle al asunto. Pero Bolo, el mejor futbolista del partido, derribó las dudas. A partir de ahí, con el aire a favor, el Rayo se sintió comodísimo. Durante unos instantes hizo un fútbol de altos vuelos, con el Molde malviviendo ante aquél discurso, en el que el pelotazo parecía prohibido, el toque aplaudido y la velocidad premiada. Luis comenzó a dejarse ver. La pegó abajo y le portero le sacó el zapatazo; optó por una vaselina de enorme buen gusto que se fue arriba por centímetros.

Sin embargo, el Rayo no remató la faena. Su dominio era aplastante y Lopetegui vivía una noche plácida. Y ello pese a que cada vez que los noruegos lanzaban a puerta, o algo similar, la megafonía se arrancaba dejando escapar una cancioncilla, en lo que resultó un arma psicológica de dudoso valor. En los pies del Rayo vivía el balón cuando, en una jugada aislada, Ballesteros cometió penalti sobre Hulsker. Pero la fiesta del Rayo no podía tener semejante epílogo, así que Lopetegui se estiró, rechazó el disparo de Rudi e hizo completa la felicidad de un equipo que, por lo visto, también está dispuesto a divertirse en Europa.

Molde FK: Bakke,Strande,Kjolner,Singsaas,Dos Santos(Fostervold 76 '),Olsen,Rudi,Fjortoft,Hesthald,Hoseth(Mork 44 '),Holsker.

Sin Jugar: Mikkelsen,Nielsen,Schi

Entrenador: Erick Brakstad

Rayo Vallecano: Lopetegui,Mauro(Urbano 58 '),Ballesteros,De Quintana,Mingo,Helder,Quevedo,Poschner,Michel,Luis Cembranos(Glaucio 67 '),Bolo(Bolic 76 ')

Sin Jugar: Keller,Alcazar,Pablo Sanz

Entrenador: Juande Ramos


Goles: Bolo(15 ')

Arbitro: Zoran Arsic(Yugoslavia), mostró cartulinas amarillas a Holsker por el Molde y Ballesteros,Poschner y Urbano por el Rayo.

Incidencias:
Encuentro de ida de la primera ronda de la Copa de la Uefa disputado en el Molde Stadion ante 6000 espectadores.

http://elpais.com/diario/2000/09/15/deportes/968968817_850215.html
Última edición por raulvallekas el Mié Abr 18, 2012 5:04 pm, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
raulvallekas
 
Mensajes: 10700
Registrado: Lun Sep 11, 2006 11:54 pm
Ubicación: Donde me da la gana

Notapor raulvallekas » Mié Abr 18, 2012 1:40 pm

28 de Septiembre de 2000

Rayo Vallecano 1 Molde FK 1

El Rayo se clasifica con un susto

El Molde empató un partido que los vallecanos dominaron en todos los aspectos salvo el goleador

Lances insospechados se vieron ayer en Vallecas. Sueltos ante las posibilidades que les brindaba un equipo menor como el Molde, los jugadores del Rayo se abrieron a las satisfacciones primarias de todo futbolista. Entonces se pudo apreciar, por ejemplo, a Quevedo tirando una y dos paredes de tacón con Míchel, que se las respondía de tacón también, al borde del área de Bakke. O -más desconcertante aún- a Bolo sentando de culo a un tal Fostervoll y haciendo bicicletas como si de un Denilson se tratara. Inaudito. El dominio del Rayo era total, pero tenía dificultades para rematar las largas y rumiadas jugadas. Tanto que la propia Teresa Rivero se encabritó al final del partido. La presidenta, enardecida, tuvo palabras de reproche para sus jugadores: "¡Tienen que tirar más a puerta!, ¡tienen que tirar a puerta...! ¡No puede ser que no tiren más a puerta!".Al Rayo le costó resolver en los últimos metros. Quizá porque Bolo es impreciso como distribuidor en la punta: baja bien las pelotas de cabeza, pero luego no las deja bien con el pie. Quizá porque a los jugadores del Molde les faltó técnica pero les sobró ganas de cerrarse atrás con dos barricadas. O acaso por el aire de suficiencia con que se tomó el partido el personal. El caso es que resulta difícil de explicar que el dominio de Poshner en la media y el patronato de las bandas por Alcázar y Míchel, no tuviera una goleada como consecuencia.

Rayo Vallecano: Keller,Alcazar,Ballesteros,De Quintana,Mingo,Setvalls(Pablo Sanz 77 '),Helder,Poschner,Quevedo(Glaucio 70 '),Michel y Bolo(Bartelt 78 ')

Sin jugar: Lopetegui,Urbano,Ivan Iglesias

Entrenador: Juande Ramos

Molde FK: Bakke,Singsaas(Nielsen 85 '),Dos Santos,Kjolner,Fostervold,Fjortofj,Olsen,Rudi,Hesthald,Hoseth(Schi 60) y Holsker.

Sin jugar: Mikkelsen,Mork,Strande

Entrenador: Erick Brakstad

Goles: 1-0 Michel(37 ' penalti) 1-1 Hulsker(73 ')

Arbitro: Vladimir Hreinak(Eslovaquia) Amonestó con cartulinas amarillas a Quevedo y Helder por el rayo y Hesthald por el Molde

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta primera ronda de la copa de la Uefa,disputado en el Estadio Teresa Rivero ante 7000 espectadores.
Última edición por raulvallekas el Mié Abr 18, 2012 5:13 pm, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
raulvallekas
 
Mensajes: 10700
Registrado: Lun Sep 11, 2006 11:54 pm
Ubicación: Donde me da la gana

Notapor raulvallekas » Mié Abr 18, 2012 1:41 pm

26 de Octubre de 2000

Rayo Vallecano 1 Viborg FF 0

El Rayo se complica la vida

Los vallecanos, demasiado conformistas, no pasan del 1-0 frente al Viborg tras fallar un penalti

Vive el Rayo tan buen momento, se siente tan confortablemente instalado en el éxito, que ayer cometió un exceso que sólo se permiten los poderosos: la indulgencia. En el pecado puede tener su penitencia. El equipo de Juande Ramos lo tuvo todo a su favor para haber sentenciado en Vallecas su pase a la siguiente eliminatoria de la Copa de la UEFA y, sin embargo, le dio aire a un Viborg tosco y simplón al que tuvo contra las cuerdas durante la primera mitad. Un 1-0, y gracias, fue la exigua renta que consiguió arañar para la vuelta.El Rayo, hipnotizado por el fútbol primario y lineal de los daneses, se complicó la vida sin necesidad en un partido que, como ya hizo frente al Molde en la primera ronda, jugó de más a menos. Como un azucarillo en un vaso de agua, los bríos y la ambición con que se empleó de salida se fueron diluyendo minuto a minuto en medio de la estupefacción de la grada. Arrancó el partido y los vallecanos empezaron a tirar del catón moviendo el balón rápido, pasando al pie, cambiando de orientación el juego... El fútbol que se impone frente a un equipo que rehuye el balón y se encierra atrás más pendiente de atrincherar su área que de explorar la contraria, que es lo que hizo el Viborg.

La superioridad local era tan evidente que sólo podía tener una consecuencia: el gol. No tardó en llegar. Tras una de esas combinaciones en el centro del campo, el balón cayó a la banda derecha para Bolic, el bosnio avanzó hasta la línea de fondó y colgó un centro al segundo palo para que Quevedo cabecease el 1-0. Era el minuto 18 y Vallecas, con la goleada liguera frente a la Real aún fresca en la memoria, se frotaba las manos a la espera de un nuevo festival.

Se quedó con las ganas. La infumable y monótona combinación de voleón y despeje a la que el Viborg se aplicaba con entusiasmo fue entumeciendo a un Rayo que terminó por abandonarse. Un libre directo que Míchel estrelló en el larguero en el minuto 36 fue el canto del cisne de los locales previo a la abulia más descarada.

Con tan esquizofrénica estrategia, los daneses habían colocado el partido donde más les interesaba: lejos del fútbol. Todo quedaba en manos del azar, a la espera de un fogonazo certero y alevoso. Salió el Viborg del vestuario tan convencido de que ya había llegado su momento que en cinco minutos le dio más trabajo a Keller que en toda la primera parte.

El Rayo empezó a pagar su displicencia. La expulsión de Poschner, que pagó con la roja la mano que soltó al cuello del vertiginoso Hojer cuando el media punta danés se colaba en el área, terminó de trastocar por completo los planes de Juande.

Bolo y Bolic se quedaban aislados en la punta y el Viborg, decidido a salir de la cueva, empezó a ensanchar el campo, con los dos interiores bien pegados a la cal, buscando los huecos que, con un hombre menos, dejaba el Rayo. Casi encontraron los daneses su premio, pero el árbitro anuló un gol a Winther por un fuera de juego más que dudoso.

El Rayo recobró el aire con la salida de Iván y se lanzó de nuevo sobre la portería del Viborg, pero ni siquiera un penalti sobre Bolo le sirvió para cobrar más ventaja. El portero repelió el blandito lanzamiento de Míchel, como luego hizo el poste con un disparo de Helder punteado por el propio Míchel, y el 1-0 se quedó anclado en el marcador.


http://elpais.com/diario/2000/10/27/deportes/972597601_850215.html
Última edición por raulvallekas el Mié Abr 18, 2012 6:23 pm, editado 2 veces en total
Avatar de Usuario
raulvallekas
 
Mensajes: 10700
Registrado: Lun Sep 11, 2006 11:54 pm
Ubicación: Donde me da la gana

Notapor raulvallekas » Mié Abr 18, 2012 1:41 pm

9 de Noviembre de 2000

Viborg FF 2 Rayo Vallecano 1

El Rayo alarga su sueño de rebote

Un gol de Michel permite al cuadro vallecano seguir adelante

Una falta cerca del área, un disparo de Michel cuya destino no era otro que la grada, la pelota que golpea en la cabeza de un jugador danés y que se va dentro. Así, de rebote, consiguió el Rayo alargar su sueño europeo. Lo hizo de la peor manera posible, ejecutando un partido infumable, en el que convirtió al Viborg en un equipo no ya superior a lo que es, prácticamente nada, sino capaz de sentirse un gigante en esto del fútbol. No había urgencia, no había nada que pudiera indicar que el Rayo, siendo mínimamente fiel a su ideario, pudiera sufrir. Sufrió a lo bestia. Si el Viborg se fue al descanso sólo con un gol en el saco se debe, únicamente, a su incapacidad para llegar más lejos. Porque por el Rayo no quedó. Tenía enfrente a un conjunto mínimo, bien ensamblado tácticamente, pero incapaz de ponerle color a su dibujo.

Nadie representa mejor que Helder aquel disparate que el Rayo perpetró en la primera mitad. Es el portugués un futbolista portentoso en el aspecto físico, corre que te corre, como si en ello le fuera la vida. Pero su fútbol empieza y acaba en el loable sacrificio que le echa a la tarea. Corría Helder pero el balón le engañaba. Una y otra vez. Con él al mando del equipo se puso Míchel, un jugador de corte radicalmente distinto, el más capacitado que tiene Juande Ramos, en ausencia de Luis Cembranos, para echarle imaginación al asunto. Pero ayer se le congeló la fantasía hasta que disparó aquella falta, de forma horrorosa, y el balón le hizo un extraño guiño a un equipo que hasta entonces le había castigado de mala manera.

Sería por el frío, por el césped empapado o porque este equipo, que quiere seguir viajando por Europa, se aloja en un hotel donde a tipos que andan cerca del 1,90 de estatura se les intenta dar cobijo en un sofá-cama, el caso es que no se recuerda en las dos últimas temporadas a un Rayo tan frágil, tan anárquico y tan mezquino como el que ayer se vio en Silkeborg, población a la que llevó el partido el Viborg porque su estadio no está preparado para eventos de este tipo.

Cualquier posibilidad de que el Viborg se convirtiera ayer, o en toda su historia, en un equipo capaz de complicarle la vida al Rayo pasaba porque el equipo español así lo quisiera. Lo quiso. Desde el primer momento. De poco sirvió que Juande Ramos se pasara noventa minutos gritándole a su defensa que adelantara líneas, que quedarse cerca de Keller era una manera un tanto absurda de suicidarse. Un fallo de colocación de De Quintana, la enésima subida a destiempo de Alcázar, Bolo que no se desmarca cuando debe, Quevedo que llega tarde, Helder, corre que te corre... En fin, elegir culpables a lo que hizo ayer el Rayo sería tan fácil como recitar su alineación.

Con cambios incluidos. Marcó un gol el Viborg, pero debió marcar unos cuantos más. Tres, cuatro... La fortuna se alió en Dinamarca con un Rayo al que no se le cayó la careta de perderor hasta que Michel le pegó tan mal, tan mal, que al danés que por allí pasaba no le dio tiempo a quitar la cabeza y mandó al Rayo a seguir haciendo historia al menos otro ratito.


Viborg FFOnyosko,Hamm,Sorensen,Pedersen,Sennels,Poulsen(Kjergaard 80 ').Glerup,Winther,Frandsen(Norlund 80 '),Hojer,Fernandez

Sin jugar: Lykowski,Tengsted,Jensen,Patschinsky

Entrenador: Soren Kusk

Rayo Vallecano Keller,Alcazar,Ballesteros,De Quintana,Mingo,Glaucio(Mauro 55 '),Helder(Ivan Iglesias 46),Quevedo,Setsvalls(Bolic 46 '),Michel,Bolo

Sin Jugar: Lopetegui,Urbano,Pablo Sanz

Entrenador: Juande Ramos

Goles: 1-0 Fernandez(28 ') 1-1 Michel (77 ') 2-1 Fernandez (85 ')

Arbitro: Giorgios Kaznaferis(Grecia),mostró cartulinas amarillas a Frandsen y Fernandez por el Viborg y Helder y Setvalls por el Rayo vallecano.Expulsó con roja directa a Pedersen en el minuto 76

Incidencias: Encuentro correspondiente a la segunda ronda disputado en el Silkeborg Stadium ante 3500 espectadores.
Última edición por raulvallekas el Mié Abr 18, 2012 6:35 pm, editado 2 veces en total
Avatar de Usuario
raulvallekas
 
Mensajes: 10700
Registrado: Lun Sep 11, 2006 11:54 pm
Ubicación: Donde me da la gana

Notapor raulvallekas » Mié Abr 18, 2012 1:42 pm

23 de Noviembre de 2000

Lokomotiv Moscú 0 Rayo Vallecano 0

El Rayo no se hiela

El conjunto madrileño sobrevivió al frío y al Lokomotiv

El Rayo, en un escenario terrorífico, evitó a duras penas el congelamiento, se comportó de forma heróica y dejó la eliminatoria pendiente de Vallecas. Lo hizo sobreviviendo a una temperatura de 15 grados bajo cero; a un césped helado, imposible, criminal, en el que el balón rodaba por su cuenta, loco como estuvo los 90 minutos, y a un rival, el Lokomotiv, más acostumbrado a pesadillas de este tipo.A los cinco minutos, Michel intentó un regate de fantasía. Pronto se dio cuenta de que no estaba aquello para ponerse pizpireto. El fútbol no tenía nada que decir ayer en Moscú. Sólo 24 horas antes, el Spartak, de más entidad que el Lokomotiv, le hizo un roto de cuidado al Arsenal, al que dejó helado con un sorprendente 4-1. El Rayo llevaba la lección aprendida. Así, saltó al césped a dejarse el alma.

Juande Ramos colocó a Bolic arriba porque el bosnio parecía el jugador más adecuado para resistir aquel tormento. Así que el hombre se abrigó hasta las orejas y se propuso molestar en lo posible a los dos defensas que le vigilaban. A los tres minutos lanzó a puerta a ver qué pasaba, avisando quizá de que el Rayo haría algo más que aguantar en la cueva. La sombra de Ballesteros se hizo enorme en la defensa y las acometidas del Lokomotiv se derretían al borde del área. Excepto aquélla en la que Kharlatchev disparó, el balón se fue a un poste y Alcázar se jugó la lesión para evitar que Janashia fusilara a Keller.

Poco después llegó el descanso y en el vestuario rayista se quemó algodón para hacer una hoguera con la que calentarse. Por delante quedaba la otra mitad del suplicio. Dado que el balón iba y venía como le daba la gana y allí estaban sus jugadores intentando sujetarlo antes de resbalarse, de caerse, de levantarse, de volver a patinar y de comprobar, no sin sorpresa, que ya para entonces estaba en otro sitio, el Rayo se agarró al pelotazo y optó por la supervivencia. Hasta que llegó Bolo para firmar la acción más espectacular del partido, por llamarlo de alguna manera, y se dio el lujo de llevarse la pelota de tacón antes de disparar con timidez. El mismo jugador pudo aprovechar un balón que le cayó, no se sabe bien cómo, delante, pero patinó y se fue al suelo.

El Lokomotiv desaprovechó la última ocasión, un remate con el hombro de Kharlatchev que se fue a la madera, y el conflicto quedó abierto para la vuelta, en la que no hay más favorito que el Rayo, un equipo trabajadísimo, que no pierde el sitio ni a empujones y que ayer se fue feliz de Moscú tras el horror vivido.


http://elpais.com/diario/2000/11/24/deportes/975020402_850215.html
Última edición por raulvallekas el Mié Abr 18, 2012 6:38 pm, editado 2 veces en total
Avatar de Usuario
raulvallekas
 
Mensajes: 10700
Registrado: Lun Sep 11, 2006 11:54 pm
Ubicación: Donde me da la gana

Notapor raulvallekas » Mié Abr 18, 2012 1:42 pm

7 de Diciembre de 2000

Rayo Vallecano 2 Lokomotiv Moscú 0

El Rayo sigue en la gloria

El conjunto vallecano hace más historia al eliminar al Lokomotiv

Durante veinte minutos se fue la luz en Vallecas, pero a esas alturas de partido el Lokomotiv ya se había quedado a oscuras, tesitura que aprovechó el Rayo, un equipo que vive iluminado y que está a la que cae, para marcar dos goles y certificar su histórico pase a los octavos de final. Vallecas sigue de fiesta y el Rayo fue capaz ayer de sobrevivir a un partido complicadísimo, en el que el conjunto ruso no mereció tanto castigo. Pero ocurre que el Rayo ya reacciona como los grandes. Perdonó el Lokomotiv cuando tuvo su momento y acabó zarandeado y despedido del torneo.Que conste que el partido, lleno de altibajos, lo pudo ganar cualquiera. Frenético empezó la tarea el Rayo, como si aquello no durara 90 minutos. Y bien pudo acabar con todas las dudas a las primeras de cambio, cuando acumuló ocasiones a velocidad de vértigo. Míchel, Bolo, Quevedo...Parecía como si todo el que asomara por el área del Lokomotiv tuviera patente para probar fortuna. Pero el tiro al blanco, o lo que fuera aquello, duró sólo un rato, 15 minutos para ser exactos. Justo hasta que el Lokomotiv aceleró por vez primera.

Y poco le costó al Lokomotiv plantarse las veces que creyó necesarias en el área de Keller, que abortó hasta cinco llegadas de los solitarios jugadores rusos, que vieron el cielo abierto con tan suicida defensa. A los 25 minutos, cuando ya el Rayo ni llegaba arriba ni parecía preparado para hacerlo, Boulkine mandó el balón al palo. Vivía un suplicio el Rayo porque, al menos durante la primera parte, la posibilidad de que su centro del campo gobernara el partido no venía prevista en tratado alguno. Tras ese arreón de los minutos iniciales, el equipo de Vallecas se fue empequeñeciendo y comenzó a fiarlo todo a un lanzamiento largo, que lo mismo había suerte y de allí se sacaba algo. Lo fió todo a eso o a una jugada de estrategia. O a un error, quizá. En definitiva, a un accidente.

Metido Quevedo en tierra de nadie, sin saber si acudir en auxilio de Poschner, que se hartó de ver pasar rivales a todo tren, o de los delanteros, doloridos de tanto recibir de espaldas, y siendo las bandas territorio enemigo, el Rayo dejó que su rival, un equipo magníficamente plantado y repleto de tipos que van a cien por hora, se adueñara del partido. Sin embargo, el Lokomotiv no era precisamente un dechado en ataque. Eso fue aliviando los males del Rayo, que en la segunda parte acercó más su defensa a Keller y vivió con mayor tranquilidad.

Era evidente que si el equipo quería tener la más mínima posibilidad de seguir soñando, debía ser fiel a sus principios, lo que significaba abandonar esa extraña alergia al balón que le acompañó ayer. Y con el balón, en este equipo, el que mejor se lleva es Míchel. Él se inventó el primer gol, apareciendo al borde del área para amagar, para irse, para volver a amagar y para irse definitivamente. Bolic le puso broche a la jugada. Sin solución de continuidad, Bolic se encontró con un regalito insperado -el defensa ruso Nijegorodov midió mal la distancia y se comió el balón- y su centro lo cazó Alcázar en el segundo palo. Luego llegó el apagón, pero ya por entonces el Rayo había hecho los deberes y en Vallecas se cantaba aquello de "la próxima ronda, Rayo-Liverpool".

Rayo Vallecano: Keller,Alcazar,Ballesteros,De Quintana,Mingo,Helder(Mauro 46 '),Poschner,Quevedo(Setvalls 88 '),Michel,Bolo,Bolic(Pablo Sanz 76')

Sin jugar: Lopetegui,Urbano,Bartelt

Entrenador: Juande Ramos

Lokomotiv Moscú:Nigmatulin,Evseev,Tchougainov,Nizhegorodov,Tchervetchenko,Sennikov,Kharlatchev,Drozdov,Sarkisian(Janashia 68 '),Boulikine,Maminov.

Sin Jugar: Nizhegorodov,Yevséyev,Laurik,Boulikin,Terekhin

Entrenador: Yuri Semin

http://elpais.com/diario/2000/12/08/deportes/976230028_850215.html
Última edición por raulvallekas el Mié Abr 18, 2012 6:46 pm, editado 2 veces en total
Avatar de Usuario
raulvallekas
 
Mensajes: 10700
Registrado: Lun Sep 11, 2006 11:54 pm
Ubicación: Donde me da la gana

Notapor raulvallekas » Mié Abr 18, 2012 1:43 pm

15 de Febrero 2001

Rayo Vallecano 4 Girondins Burdeos 1

El Rayo arrasa en un cuarto de hora

El Girondins demuestra que está en decadencia y los vallecanos le destrozan en el tramo final

DIEGO TORRES 16 FEB 2001


La afición del Rayo no pudo contener la angustia. '¡Venga, venga, venga...!', gritó cuando vio que Poschner robaba un balón y se lanzaba a la carrera. El partido parecía condenado al empate, y el Rayo, a sufrir en la vuelta, en Burdeos. El futuro parecía nublarse hasta que el alemán emprendió esa carrera, a quince minutos del final. Vio a Bolic por su derecha, le pasó el balón, y el bosnio marcó un gol con aroma salvador. Una conquista que disparó una goleada histórica para Vallecas. Algo que pareció imposible hasta esta acción, que levantó al Rayo en un partido que se complicó de manera absurda frente a un rival decadente.

Si los hilos de la suerte determinaron que el duelo de anoche elevara al Rayo a la gloria en los últimos quince minutos, en los primeros setenta el espectáculo se aproximó a la mediocridad. Sencillamente porque el Girondins apenas supo batirse en retirada. Optó por guardar su puerta, después de marcar el primer gol, y entonces mostró que tampoco se sabía defender. De tan encerrado que estaba en su terreno se ahogaba él mismo, incapaz de dar tres pases seguidos, sin conductor del juego y sin salida por ningún lado. Sólo Laslandes pisó el campo rayista. Sólo Pauleta, el segunda punta, supo montar un contragolpe, meter pases largos, jugar con inteligencia, desbordar por habilidad o centrar.

Ante la timidez del contrario, el Rayo jugó mal. No pudo tener el balón y sus elementos más carismáticos aparecieron poco, o lo hicieron sin precisión. Luis Cembranos vivió una noche desafortunada. Comenzó jugando entre líneas, tirado a la derecha, y se le vio apresurado, apurando demasiado las jugadas y los pases, muchos de los cuales terminaron en tierra de nadie. A Michel le ocurrió otro tanto. Quevedo se dedicó al juego táctico, por ejemplo, frenar a Dugarry por la derecha. Helder, en el medio, remó con coraje, aunque limitado por su falta de profundidad y peso futbolístico. Poschner apenas apareció, y eso le pesó al Rayo de manera excesiva. Cuando el alemán regresó de su sueño, fue para comenzar la goleada.

El Rayo asumió la intención ofensiva y el Girondins optó por defenderse y salir al contragolpe. Pero ninguno de los equipos manejó la pelota con ritmo y constancia. Predominaron las faltas y los balones aéreos, y el partido entró en una dinámica de largos tiempos perdidos. Se distraían los futbolistas, de tanto esperar el balón, de tantos intervalos. También el público se hartó de ver pelotazos que salían despedidos del campo a las calles vecinas.

Bolo tuvo mucha de la culpa de que el Rayo no dispusiera más del balón. El delantero centro terminó mal muchas de las jugadas de su equipo, pero lo peor fue que lo condicionó. Como todos los balones terminaban en sus botas, y como se mostraba tan rígido para pivotar, generalmente lo que hacía era traspasar la posesión al Girondins. Sin embargo, tuvo el mérito de poner el balón a los pies de De Quintana para que éste hiciera el gol del empate.

El Girondins que pisó el maltrecho césped de Vallecas fue un pelotón de rezagados. Un resabio torpe del equipazo que dominó la Liga francesa a mediados de los noventa. Por lo visto ayer, ya va quedando poco que rascar en una plantilla diezmada por los traspasos.

Poco ofrecía el Girondins, pero no al punto de despreciarlo, como pareció hacer Ballesteros a dos minutos del comienzo. De otra forma no se explica que de un saque de banda, el veterano Laslandes recibiera solo a cuatro metros del marco de Lopetegui. El enorme delantero francés pisó el balón, se encorvó, y sin quitarle los ojos de encima lo remató a gol. El tanto condicionó el resto del partido. Los franceses tiraron dos remates a los palos y estuvieron a punto de meter al Rayo en un problema grave, de no haber sido por la carrera redentora de Poschner y la magia que enalteció al Rayo en los últimos minutos. Esos quince minutos de exaltación que borraron el recuerdo del partido aburrido por el de un encuentro histórico que terminó en goleada y en fiesta.




http://elpais.com/diario/2001/02/16/deportes/982278005_850215.html
Última edición por raulvallekas el Mié Abr 18, 2012 4:44 pm, editado 5 veces en total
Avatar de Usuario
raulvallekas
 
Mensajes: 10700
Registrado: Lun Sep 11, 2006 11:54 pm
Ubicación: Donde me da la gana

Notapor raulvallekas » Mié Abr 18, 2012 1:44 pm

22 de Febrero de 2001

Girondins Burdeos 1 Rayo Vallecano 2

El Rayo Vallecano se ‘emborracha’ de gloria en Burdeos

Nuevo capitulo de “Días de gloria” dedicado al tercer equipo de la capital madrileña: el Rayo Vallecano que tuvo su momento de gloria en la campaña 2000/2001 de la mano del técnico manchego Juande Ramos. Fue agraciado con una plaza en la Copa de la UEFA gracias a la clasificación al juego limpio de la UEFA junto a los belgas del SK Lierse y el IFK Norrköping sueco. Los vallecanos, sin duda, aprovecharon al máximo la oportunidad recibida y realizaron una extraordinario campaña europea en su debut a nivel internacional.

El nombre del modesto Rayo Vallecano se engrandeció un poco más si cabe en Burdeos, lugar donde el modesto equipo español prolongó su increíble crecimiento, y venció 1-2 al Girondins en el partido de vuelta correspondiente a la cuarta ronda, dando además una lección de fútbol ofensivo con una sorprendente experiencia.

El Girondins de Burdeos se transformó en una nueva víctima del sorprendente Rayo europeo. Tras eliminar a equipos prestigiosos en el panorama europeo como Molde, Viborg o Lokomotiv, el equipo galo cayó en la trampa rayista y terminó noqueado con un parcial total de 6-2 en la eliminatoria. En la ida, los franceses sucumbieron por un contundente 4-1.

Contra todo pronóstico, el Rayo comenzó dominando. Con gran confianza y unas sorprendentes tablas en su primera participación en competiciones europeas, Juande Ramos apostó por el mismo equipo ofensivo que en la ida, con la exitosa línea de tres mediapuntas, con Quevedo, Luis Cembranos y Míchel.

Se esperaba un Girondins motivado, herido en su orgullo tras ser atropellado en la ida, en 20 minutos finales de magia del Rayo que le concedieron una ventaja vital. No fue así, y desde el pitido inicial el balón fue del Rayo.

Los galos pusieron las primeras ocasiones en remates de Laslandes y Pauleta en el minuto 8. El delantero portugués y líder del poder ofensivo galo tuvo en sus botas el primer tanto en el minuto 17, cuando al aprovechar un error defensivo de Alcázar se topó con Lopetegui tras conectar un fuerte disparo cruzado.

Fue el preludio del final de la eliminatoria. Un balón en largo que plantó sólo a Bolo acabó siendo la sentencia. El guardameta galo Ramé derribó al delantero vasco al borde del área, recibió la roja directa, y el colegiado escocés Douglas regalaba un penalti al Rayo.


El jugador del Rayo Vallecano, José María Quevedo, controla un balón suelto ante Laurent Battles del Girondins de Burdeos. Foto: AP Photo
Luis Cembranos se había guardado el primer tanto oficial en Europa para un momento histórico, y transformaba el regalo en un tanto clave que obligaba al Girondins a meter cinco goles y con diez jugadores.

El Rayo no pasó en ningún momento los apuros esperados. Y eso que cuatro minutos después de adelantarse en el marcador, la desgracia se cebaba con Mingo, que en su intención de despejar un centro, ubicaba el esférico en la misma escuadra de Lopetegui, ante la incredulidad del meta rayista.

De aquí al final, el juego del Girondins fue una señal de impotencia. Consciente de su eliminación, no puso en peligro en ningún momento a Lopetegui, y eso que Pauleta remataba todo lo que le llegaba, mostrando su instinto goleador. En la reanudación, el Rayo se divirtió. Con la conciencia tranquila, consciente de su proeza, disfrutó del momento. Bolo hacía en el minuto 50 el segundo tanto rayista aprovechando un nuevo regalo, en esta ocasión de la defensa.

Míchel perdonaba el tercero cinco minutos después, mientras Lopetegui se ganaba el puesto con paradas a tiros de Smertin, y Sommeil a bocajarro.

Cumplidos los 40 minutos finales que sobraron en el guión y en los que el Rayo pudo ampliar la diferencia en el marcador, comenzó la fiesta rayista, que toca la gloria y estará entre los ocho mejores de la Copa de la UEFA.



FC Girondins de Bordeaux: Ulrich Ramé; François Grenet (Pascal Feindouno 46′), Alain Roche, David Sommeil, Bruno Miguel Leite Basto; Laurent Battles (Frédéric Roux 18′), Aleksej Smertin, Sylvain Legwinski (Kodjo Afanou 80′), Christophe Dugarry; Lilian Laslandes, Pedro Miguel Carreiro ‘Pauleta’.

Entrenador: Elie Baup.

Rayo Vallecano: Julen Lopetegui; Ángel Luis Alcázar, Sergio Martínez Ballesteros, Ramón de Quintana, Carles Domingo Pladevall ‘Mingo’; José María Quevedo (Gláucio de Jesús Carvalho 60′), Hélder Manuel Elias, Gerhard Poschner, Miguel Ángel Sánchez ‘Míchel’ (Josep Setvalls 72′), Luis Cembranos; Jon Pérez Bolo (Elvir Bolić 52′).

Entrenador: Juan de la Cruz ‘Juande’ Ramos.

Estadio Chaban-Delmas (Burdeos): 27.000 espectadores.

Árbitro: Stuart Dougal (SCO). Mostró cartulinas amarillas a Bruno Basto y Sommeil por el Girondins. Expulsó por roja directa a Ramé, en el minuto 18.

Goles: 0-1 L. Cembranos [p.] 20′; 1-1 Mingo [p.p.] 24′; 1-2 Bolo 50′.

http://europaenjuego.wordpress.com/2008/10/20/el-rayo-vallecano-se-emborracha-de-gloria-en-burdeos/
Última edición por raulvallekas el Mié Abr 18, 2012 4:26 pm, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
raulvallekas
 
Mensajes: 10700
Registrado: Lun Sep 11, 2006 11:54 pm
Ubicación: Donde me da la gana

Notapor raulvallekas » Mié Abr 18, 2012 1:46 pm

8 de Marzo de 2001

Deportivo Alaves 3 Rayo Vallecano 0

El Alavés fue el menos modesto

La efectividad y el tesón otorgan al conjunto de Mané un victoria casi definitiva

De pronto, los dos equipos revelación de la Copa de la UEFA deciden al verse cara a cara retornar a la la realidad de la vida cotidiana. ¿Temor a las virtudes ajenas?, ¿temor a las carencias propias? ¿distensión por cuestión de nacionalidad? Todo es posible. Los enfrentamientos europeos entre equipos del mismo país suelen estar marcados por el tacticismo en detrimento de la espontaneidad que exhiben cuando se enfrentan, desde la humildad, a lo desconocido. El Alavés, sin embargo, cambiando de marcha a medida que culminaba el partido, alcanzó la efectividad necesaria para consumar una victoria que puede resultar definitiva.

Por eso el partido entre los ilustres modestos de la UEFA nació con un aire mortecino, agonizante, lento e invadido por la presión como único argumento futbolístico. Sobraban faltas y faltaba ritmo. El Alavés, acostumbrado a presumir de delanteros, resulta que echaba en falta al jefe de distribución. La baja, por sanción, de Desio condujo al Alavés a un cierto atolondramiento que embarullaba el juego. Sin una distribución racional el reparto del balón se rige por el atasco.

Lo malo para el Rayo fue que se confió al caos como pensamiento único del partido, como si el primer remate al larguero de Azokitia, a los siete minutos, le hubiera robado el ánimo para siempre. Era un gol seguro, en la primera jugada a balón parado, que el centrocampista del Alavés, a pie cambiado, convirtió en un ejercicio de dificultad extrema.

El Rayo reculó en exceso, condenando a su único delantero, Bolo, a la estepa solitaria y poco a poco fue aflojando la presión, permitiendo al Alavés reconstruir la hilazón del juego, con la paciencia que acostumbra, hasta adueñarse del balón y del partido. La aparición de Contra y de Geli por los cotados, fue un mal presagio para el Rayo. Ni Michel, ni Quevedo oponían resistencia alguna y los laterales del Alavés tomaron las riendas del juego.

Y llegó el gol, fruto de la conjunción entre la inteligencia de Geli (por su taconazo al hueco) y el factor accidental de un rebote entre jugadores rayistas. El agujero defensivo del Rayo, en cualquier caso, fue descomunal. Tan extraño como su desatino a balón parado.

De poco le sirvió que Ballesteros dominase su pugna individual con Javi Moreno o que Bolo buscara alternativas entre los centrales alavesistas con más pena que gloria. El partido lo tuvo en sus manos durante 45 minutos el Alavés, con más tensión y voluntad que estrategia, con más convicción que su arrugado oponente. Tanto que Juande Ramos decidió, antes del descanso, sustituir a Quevedo por Glaucio y a poco del reinicio del partido, a Cembranos por Bolic. Visto que la ingeniería no funcionaba, apostó por la mano de obra. Ganó metros más que ocasiones (apenas un disparo de Ballesteros) y, al menos igualó el reparto del balón y del dominio del juego.

La especulación con el resultado estaba prohibida. Juande Ramos reaccióó al gol encajado con una recostrucción ofensiva del equipo; Mané, respondió con la misma moneda, dando entrada a Iván Alonso (un talismán europeo) en detrimento del goleador Azkoitia.

La confusión afectaba al marcador. Ningún equipo se acomodaba al resultado conveniente. El partido creció al nivel de la emoción requerida.

Y en esto llegó la tragedia rayista y el éxtasis del Alavés. A Juande Ramos se le rompió el esquema al chocar Helder y Mingo, que acabó con el defensor en la enfermería. Y en un minuto se rompió el partido. Eggen cazó un córner y después Vucko un centro milimétrico de Ibon Bogoña.

El partido que había nacido gris acabó de forma espectacular: tres goles que resueven la eliminatoria, Helder con la cabeza vendada, a la vieja usanza, y Mendizorroza discutiendo sobre el próximo rival. Demasiado castigo para un Rayo muy asustadizo; el justo mérito para la ambición de un Alavés que creció a fuerza de convicción y de efectividad. Primera victoria del Alavés en su feudo en competición europea y a costa del Rayo. Ya se sabe que entre iguales, los partidos resultan raros.

http://elpais.com/diario/2001/03/09/deportes/984092403_850215.html
Última edición por raulvallekas el Mié Abr 18, 2012 6:55 pm, editado 2 veces en total
Avatar de Usuario
raulvallekas
 
Mensajes: 10700
Registrado: Lun Sep 11, 2006 11:54 pm
Ubicación: Donde me da la gana

Notapor raulvallekas » Mié Abr 18, 2012 1:47 pm

15 de Marzo de 2001

Rayo Vallecano 2 Deportivo Alaves 1

Al Alavés no hay quien le pare

Estéril ejercicio del Rayo en un partido que nació marcado por el resultado de la ida

El Alavés jugará las semifinales. ¿Se dudaba, quizá? Más allá de las lícitas llamadas a la épica, a aquello de que en el fútbol todo es posible -seguro que sí, pero no en Vallecas- y a otros detalles que tienen más que ver con la psicología que con un balón, dos equipos, un campo y dos porterías, lo cierto es que ni el Rayo está para proezas ni el Alavés para estupideces. Vitoria está de fiesta, y no es para menos. Lo extraño es que no lleve de fiesta una semana, concretamente desde el instante en que el árbitro del partido de ida escribió en su acta que aquello había terminado 3-0.

Y que no se diga que el Alavés hizo ayer algo para merecer el aplauso. Los piropos los traía puestos de la ida. Asumiendo, como no podía ser de otra manera, que el fútbol se tomó ayer el día libre en Vallecas, cualquier juicio nace manoseado por lo ocurrido en el primer partido. El Rayo decidió que aquello había que encararlo al abordaje, más que nada porque si no está el equipo para el toque y la fantasía en cualquier partido de medio pelo, menos lo va a estar cuando de lo que se trata es de reducir a cenizas un 3-0. Y como sabido es que quien inventó eso del centro del campo no consultó con el Rayo, pues todo se redujo a un asfixiante, e inútil, ejercicio muscular de uno, el Rayo, y al saber hacer de otro, el Alavés, al que habitualmente no es fácil derribar ni a pedradas.


El Rayo vio claro, como tantas otras veces, que el camino más corto para llegar de un área a otra no pasa porque el balón se deslice por el césped -si tal nombre merece el musguillo que cubre Vallecas-, sino porque vuele lo más alto posible.

Y volando se pasó la pelota un buen rato, concretamente hasta que Contra, en un avance del Alavés, subió su banda y la puso abajo. Poca gente había para defender aquello, y el que allí estaba, Ballesteros, sorprendido tal vez porque la posibilidad de que el balón rodara por el suelo no venía prevista en tratado alguno, se comió el centro, que llegó a Jordi Cruyff. Resolvió éste como hacen los buenos y el Rayo se encontró, de sopetón, con que ya no era cuestión de marcar tres goles para seguir soñando. Era cuestión de marcar cinco.Así las cosas, el Alavés se dejó hacer. Que vuelan balones, que vuelen. Que hay que quitárselos de encima, pues de encima se quitan. ¿Cómo? Como sea. El Rayo se fue aún más arriba y lo intentó de todas las maneras habidas y por haber. Una aparición de Quevedo le dio el empate y siguió intentándolo con encomiable arrojo. El Alavés sintió aquellas andanadas como si de un molesto cosquilleo se tratara. Porque allí no había nada que negociar. Lo mismo le dio que en el inicio del segundo tiempo su rival acumulara tres ocasiones de magnífico aspecto. No acertó Quevedo, por culpa de Herrera, y menos aún Glaucio, que sacó dos disparos penosos que arriba se fueron.

Pero visto que el Alavés había hecho todos los deberes, antes incluso de subirse al autobús, pues el Rayo se envalentonó, siguió empujando, metiéndose en el área rival. Sin criterio, cierto, pero con un arrojo que seguramente satisface a los espíritus menos elitistas o a aquellos que, sin pasión, puedan reconocer que lo que está haciendo este equipo es el acabóse si se mira lo que tiene.

Llegó el penalti de Karmona a Bolic, que el árbitro vio más claro que el propio Bolic, y Luis marcó con habilidad. No lo hizo una vez, sino dos, pues Colombo, el juez del choque, decidió que debía repetirlo. Repitió el lanzamiento y repitió el gol. Diez miniutos restaban, pero nadie en Vallecas pensó que la historia tuviera otro final que el que tuvo.

Perdió el partido el Alavés, cierto, por primera vez desde que comenzó su histórica aventura europea. Renunció al balón, al fútbol, y optó por ser grande desde argumentos no demasiado estéticos, pero válidos. Ni un pero merece el conjunto de Mané, que hizo los deberes y que desde el primer instante le demostró a su rival que milagros, en Vallecas y con el Alavés por medio, los justos.

Rayo Vallecano: Lopetegui,Urbano,Ballesteros,Mingo(Alcazar 69 '),Poschner,Quevedo,Glaucio,Luis Cembranos,Michel,Bolo(Bartelt 64 '),Bolic

Sin Jugar: Keller,Mauro,Helder,Setvalls

Entrenador: Juande Ramos

Deportivo Alaves: Martin Herrera,Contra,Sarriegui,Karmona,Eggen,Ibón Begoña,Magno(Vucko 56 '),Tomic(Pablo 72 '),Desio,Jordi Cruyff(Azkoitia 69 '),Iván Alonso

Sin Jugar: Kike,Geli,Tellez

Goles: 0-1 Jordi Cruyff(19 ') 1-1 Quevedo(41 ') 2-1 Luis Cembranos (79 ' penalti)

Arbitro: Claude Colombo(Fra),mostró cartulina amarilla a Ballesteros,Quevedo y Luis Cembranos y a Magno,Vucko e Iván Alonso por el Alaves.

http://elpais.com/diario/2001/03/16/deportes/984697204_850215.html
Última edición por raulvallekas el Mié Abr 18, 2012 7:05 pm, editado 2 veces en total
Avatar de Usuario
raulvallekas
 
Mensajes: 10700
Registrado: Lun Sep 11, 2006 11:54 pm
Ubicación: Donde me da la gana

Notapor raulvallekas » Mié Abr 18, 2012 1:53 pm

Estoy buscando cronicas,fotos y videos,el que mas me está costando el de la ronda previa que apenas hay nada.Poco a poco lo ire actualizando.
Avatar de Usuario
raulvallekas
 
Mensajes: 10700
Registrado: Lun Sep 11, 2006 11:54 pm
Ubicación: Donde me da la gana

Notapor almaky » Mié Abr 18, 2012 2:08 pm

Gran trabajo. Muchisimas gracias
Avatar de Usuario
almaky
 
Mensajes: 613
Registrado: Jue Oct 09, 2008 4:36 pm
Ubicación: Arroyomolinos (Madrid)

Notapor raulvallekas » Mié Abr 18, 2012 10:42 pm

Avatar de Usuario
raulvallekas
 
Mensajes: 10700
Registrado: Lun Sep 11, 2006 11:54 pm
Ubicación: Donde me da la gana

Siguiente

Volver a Historia rayista

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado